Buscar
  • Patricia Marie Cordero Irizarry

Reflexiones sobre la mujer, los roles de género y la agricultura

Recientemente, estamos empezando a reconocer que ser mujer no se limita a la belleza, al género, la anatomía u orientación sexual. Implica otras cosas, pero ¿qué son exactamente?


Siempre que les he preguntado a las mujeres qué significa ser mujer, se han sorprendido. Reconozco que no es una pregunta fácil, pero ¿por qué es tan difícil de responder? ¿Acaso tendrá la culpa el patriarcado?


Según Srivastava et al. (2017), las mujeres han sido reprimidas durante siglos, sus derechos como seres humanos fueron descuidados y fueron tratadas como una parte inferior de la sociedad, restringiendo sus roles a las tareas del hogar y el parto.


Fuente: https://clipartix.com/
Soy un eco del pasado que viene a despertar a la mujer del futuro. - Ana Roque de Duprey, escritora, educadora, sufragista y una de las fundadoras de la Universidad de Puerto Rico

Pensando un poco en nuestra identidad


Nadie nace mujer porque ser mujer es alcanzar la etapa de vida que viene después de la niñez, la pubertad y la adolescencia. Como algo que se ha aprendido a lo largo de los años, requiere tiempo. Es un proceso de fallar, tener éxito y aprender. Sin embargo, todos hemos escuchado que una mujer necesita ser femenina, y lo hemos creído, pero ¿según quién?

El hecho de que estemos en silencio no significa que estemos de acuerdo. - Clarissa Pinkola Estes, escritora estadounidense y psicoanalista junguiana

Como mujeres, generalmente se nos ha dicho que seamos obedientes, que nos sentemos con las piernas cerradas, que nos peinemos, que usemos sujetadores y que no digamos malas palabras. Generalmente, se nos ve como madres y esposas, lo que crea un sentimiento de orgullo para muchas, pero no para todas. No hay nada de malo en ser visto de esta manera, lo que está mal es creer que esta es la única manera. La capacidad de dar a luz no se puede ignorar cuando se trata de ser mujer, pero no la define por completo.


Por eso veo ser mujer como una forma de pensar y actuar. Es una fortaleza interior que se desarrolla con la edad e implica valorar tanto las fortalezas como las debilidades. Es aceptarnos tal como somos, pero reconocer que siempre hay espacio para mejorar. Si nos detenemos y pensamos en esto, no es específico para mujeres, ¿verdad? Entonces, ¿la experiencia de mujer no es específica de las mujeres? Quizás esté vinculado a roles de género como lo está la feminidad. Creo que es importante cuestionar estos términos. Al no hacerlo, la sociedad no cambiará y las personas que no sigan los roles de género seguirán siendo oprimidas.


Entonces, ¿qué es el género, qué son los roles de género y qué es la desigualdad de género?

Fuente: https://www.istockphoto.com

Merriam Webster define el género como "los rasgos conductuales, culturales o psicológicos típicamente asociados con un sexo". El género no debe confundirse con el sexo, que se refiere a las categorías biológicas de hombre y mujer; el sexo es biología, el género es sociología (Quisumbing, 1996). De manera similar, los roles de género se han descrito como creencias compartidas por la sociedad que se aplican a las personas en función de su sexo socialmente identificado (Eagly, 2009) y están estrechamente relacionadas con los estereotipos de género (Eisenchlas, 2013). Estos se conceptualizan como los aspectos descriptivos de los roles de género, ya que representan los atributos que un individuo atribuye a un grupo de personas (Eagly y Mladinic, 1989). La desigualdad de género es la falta de paridad en la representación de mujeres y hombres en dimensiones clave de la vida social; La igualdad de género existe cuando las mujeres y los hombres están representados y recompensados ​​por igual (Young et al. 1994).


En la agricultura, la desigualdad de género se manifiesta en 5 áreas (Sexsmith, 2017):


1. Derechos sobre la tierra: la mayoría de las mujeres no ocupan puestos de liderazgo en las fincas porque la mayoría de ellas no poseen tierras o tienen una pequeña parcela. (Folta et al. 2012).


2. Recursos productivos: la FAO (2011) atribuye la brecha de género a la falta de recursos, mercados, servicios y oportunidades para que las mujeres sean agricultoras exitosas, y esta brecha se agrava en las zonas rurales.


3. Trabajo no remunerado - El Instituto Europeo para la Igualdad de Género afirmó que la participación de las mujeres en el mercado laboral tiende a estar limitada por el tiempo dedicado a las actividades domésticas no remuneradas, en el cumplimiento del rol de género. Las mujeres ganan aproximadamente el 77% de lo que ganan los hombres por el mismo trabajo (Gillespie, 2014). Específicamente, las mujeres hispanas, negras y nativas ganan incluso menos que las mujeres blancas. El Centro Nacional de Leyes de la Mujer estimó que, basándose en la brecha salarial actual:

  • “Las pérdidas profesionales de las mujeres latinas ascienden a $1,121,440. La "brecha salarial vitalicia" de las latinas existe en todos los estados del país, y las pérdidas profesionales de las latinas basadas en la brecha salarial actual ascenderían a más de $1 millón en 27 estados.

  • Las mujeres negras perderían $941,600 en el transcurso de una carrera de 40 años en comparación con los hombres blancos no hispanos. Las pérdidas profesionales de las mujeres negras basadas en la brecha salarial actual ascenderían a más de $1 millón en 12 estados.

  • Las mujeres nativas perderían $1,035,360 en el transcurso de una carrera de 40 años en comparación con los hombres blancos no hispanos. Las pérdidas profesionales de las mujeres nativas basadas en la brecha salarial actual ascenderían a más de $1 millón en 16 estados."


Fuente: https://www.peoplematters.in/

4. Empleo: la FAO (2011) afirmó que "las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener un empleo temporal, a tiempo parcial y con salarios bajos, y tienden a cobrar menos incluso cuando sus calificaciones son más altas que las de los hombres."


5. Toma de decisiones - Se le da más importancia a la opinión masculina que a la femenina.


Sin embargo, la desigualdad de género también se refleja en otros lugares.


1. Estado familiar: en el artículo de Aisha Khan para The Decision Lab, describe que un estereotipo común de las mujeres en el lugar de trabajo es que no se toman su trabajo tan en serio como los hombres, y se refleja cuando una mujer toma su licencia por maternidad o cuando ella trae a sus hijos al trabajo. Esto proyecta una suposición errónea de que las mujeres están más preocupadas por la familia que por el trabajo, lo que lleva a pensar que si dedican menos tiempo al trabajo, entonces merecen menos paga. Sin embargo, esto no se le aplica a los hombres.


2. Microagresiones: el profesor de psicología, Kevin Nadal, las define como "las interacciones o comportamientos cotidianos, sutiles, intencionales (y muchas veces no intencionales) que comunican algún tipo de sesgo hacia los grupos históricamente marginados". Desafortunadamente, la etnia y la raza son puntos focales de microagresiones.


3. Códigos de vestimenta: la ropa es una declaración que está fuertemente vinculada a los roles de género. En el lugar de trabajo, se espera que las mujeres se vean de cierta manera para ser vistas como "profesionales". Las faldas de tubo, los vestidos, los tacones altos y el maquillaje son el código de vestimenta en el lugar de trabajo, pero ¿quién decidió esto y por qué? Solo alimenta los estereotipos de género. En términos de agricultura, en el campo, esto no se ve tanto, pero en la academia, se ve durante seminarios, conferencias y reuniones.


Fuente: https://publicdomainvectors.org/

4. Acoso sexual: la miembro del equipo, Carolina L. González Berrios, analiza este tema en un artículo separado, pero quiero señalar que, según el informe NASEM 2018, la academia ocupa el segundo lugar después de las fuerzas armadas en la lista de la fuerza laboral de acoso sexual. En su mayoría, está impulsado por el poder y la autoridad de los hombres en puestos más altos que las mujeres (González-Berrios, 2020).


Esto parece complejo, así que usemos un ejemplo.


Es el primer día de Emily en la granja. El trabajo de hoy es la cosecha. Al final del turno, las cajas deben almacenarse en el almacén. Emily agarra una caja y un empleado le dice: "Oye, eso es demasiado pesado para ti. Déjame hacerlo ". Emily responde:" Está bien. Lo tengo ', pero agarra la caja de la mano de Emily.



Imagina el mismo escenario, pero en lugar de Emily, es Roberto. ¿El trabajador tomaría la bolsa de las manos de Roberto? ¿Le diría lo mismo? Probablemente diría: 'Oye, chico nuevo, ¿qué tal si guardas las cajas tú solo? Parece que puedes manejarlo, ¿verdad? "Robert podría responder:" Está bien, lo tengo ".


Emily es mujer, Robert es hombre. El sexo es claro. Ahora, ¿cuál es su género? Emily es una mujer y Roberto es un hombre. Los roles de género estándar de Emily son específicos de la casa, criar hijos, cocinar, limpiar y cuidar de la familia. El estereotipo masculino típico de Robert es que debe ser fuerte y generar ingresos para la familia.


Ahora, ¿dónde encajan Emily y Robert en las áreas descritas anteriormente?


Ninguno de ellos es dueño de la finca ni está a cargo de sus operaciones. Probablemente, ambos estaban empleados como temporeros mientras que el otro trabajador podría ser permanente. Esta disparidad le da al trabajador un sentido de superioridad sobre Emily y Roberto.


Fuente: https://www.syngenta-us.com/

La agricultura, por definición, es el arte, la ciencia y la práctica de cultivar la tierra, producir cultivos, criar ganado y su comercialización. No estipula que sea estrictamente una actividad para hombres fuertes. ¿Por qué no se puede ver a Emily como fuerte y a Robert como débil? Los roles de género juegan en contra de ambos. Si la agricultura no "encaja" en el típico rol de género femenino pero se adapta perfectamente al estereotipo masculino, entonces el problema no es la agricultura, son los roles de género. Estos son dañinos porque presionan a mujeres y hombres para que se comporten de cierta manera para ser aceptados en la sociedad.


Una perspectiva filosófica


La agricultura no es masculina ni femenina; es la tierra que da a luz y al cultivar la tierra, la mente, el cuerpo y el espíritu también se cultivan. Biológicamente, las mujeres comparten con la tierra la capacidad de soportar la vida, algo con lo que los hombres no pueden relacionarse. Sin embargo, esto no limita la participación de los hombres. Así como la tierra no se valora ni se respeta, las mujeres tampoco lo son ni los hombres que no "encajan" en el estereotipo masculino. Es nuestra responsabilidad cambiar esto.


Buscamos la libertad de ser nosotros mismos, de romper con los estereotipos y los roles de género. Es posible que nos hayan enseñado a seguir las reglas, pero hemos cavado nuestro camino alrededor de ellas. Aspiramos a crear un mundo mejor donde no haya límites a lo que una persona puede hacer. Debemos aprender a escuchar nuestra voz interior y no dejarnos definir por la sociedad. Ahora sé que una mujer es todo lo que ella quiere ser, como lo es un hombre y una persona no binaria; no existe una definición correcta. Todos estamos en una búsqueda para encontrarnos a nosotros mismos, pero no es una carrera; todos tenemos nuestro propio ritmo y lugar.


Como todas las mujeres, mi camino hacia la feminidad es único. No hay dos caminos iguales. Cada uno de nosotros viaja con diferentes privilegios, desafíos y perspectivas, algunos limitantes, otros esclarecedores. - Sarah McBride, activista estadounidense por los derechos de las personas transgénero

Mi último pensamiento es cuestionar el propósito del género. ¿Llegará el día en el que no haya género, solo personas, como la tierra, que no sea ni femenina ni masculina?


Me gustaría cerrar con un fragmento de Todos deberíamos ser feministas, escrito por la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie:

Fuente: http://clipart-library.com/

El problema con el género es que prescribe cómo debemos ser en lugar de reconocer cómo somos. Imagínese cuánto más felices seríamos, cuánto más libres para ser nuestro verdadero yo individual, si no tuviéramos el peso de las expectativas de género.





Literatura citada


Eagly, A. H. 2009. The his and hers of prosocial behavior: An examination of the social psychology of gender. American Psychologist, 64, 644-658.


Eagly, A. H., & Mladinic, A. 1989. Gender stereotypes and attitudes toward women and men. Personality and Social Psychology Bulletin, 15, 543-558.


Eisenchlas, S. 2013. Gender Roles and Expectations: Any Changes Online? SAGE Open. I-II. doi: 10.1177/2158244013506446.


FAO. 2011. The State of Food and Agriculture. Women In Agriculture, Closing the gender gap for development. http://www.fao.org/3/i2050e/i2050e.pdf.


Folta, S. C., R. A. Seguin, J. Ackerman and M. E. Nelson. 2012. A qualitative study of leadership characteristics

among women who catalyze positive community change. BMC Public Health, 12: 383.


Gillespie, Kathleen M. 2014. Unequal Pay: The Role of Gender. Honors Theses and Capstones. 205. https://scholars.unh.edu/honors/205.


Gonzalez-Berrios, C. L. 2020. Women in Academia: How do we change culture from within? https://www.womeninagscience.org/post/women-in-academia.


The National Academies of Sciences, Engineering and Medicine. 2018. Sexual Harassment of Women: Climate, Culture, and Consequences in Academic Sciences, Engineering, and Medicine. [Press release]. Retrieved from: https://www.nap.edu/catalog/24994/sexual-harassment-of-women-climate-culture-and-consequences-in-academic.


Sexsmith, K. 2017. Promoting Gender Equality in Foreign Agricultural Investments: Lessons from voluntary sustainability standards. Winnipeg: IISD. Retrieved from https://www.iisd.org/sites/default/files/publications/promoting-genderequality-foreign-agricultural-investments.pdf.


Quisumbing, A.R. 1996. Male–female differences in agricultural productivity: methodological

issues and empirical evidence. World Development, 24(10): 1579–1595.


Young, G., L. Fort and M. Danner. 1994. Moving from ‘the status of women’ to ‘gender inequality’: conceptualisation, social indicators and an empirical application. International Sociology. 9(1), 55-85.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo