Buscar
  • Carolina Gonzalez-Berrios

Conoce a la Dra. Verónica M. Negrón-Pérez, Investigadora Asistente

Su tenacidad la ha llevado a recorrer los caminos menos transitados, pero también la ha hecho valiente para embarcarse en la incertidumbre recurrente en la investigación.


Traducido por: Alejandra Chang-Colón

Puedes leer el artículo en inglés.



Verónica M. Negrón-Pérez es investigadora asistente e investigadora principal en el recién inaugurado Centro de Investigación para la Reproducción de Animales Tropicales (CIRAT) ubicado en Gurabo, Puerto Rico. Su investigación tendrá como objetivo dilucidar aún más la mutación del pelo liso en vacas Holstein-Friesian con su conocimiento en embriología y reproducción bovina.





Todo comienza con una experiencia...


Desde pequeña Verónica veía cómo sus abuelos participaban en la enseñanza de la agricultura a lxs niñxs y la comunidad. Estar expuesta a estas experiencias alimentó su amor por la agricultura pero también en retribuir a la comunidad. Su hermana la inspiró aún más para participar en el campo de la agricultura y compartió historias y experiencias en el programa de Ciencia Animal en el Recinto de la Universidad de Puerto Rico-Mayagüez (UPRM). Entonces no fue una sorpresa que Verónica también decidiera asistir al mismo programa del que su hermana hablaba con tanto cariño. Como muchos que comienzan en el programa de ciencia animal, ella quería continuar hacia la escuela de veterinaria. Todo esto cambió cuando participó en una investigación de pregrado en reproducción animal. Además, se le animó a permanecer en la investigación a través del Programa de Oportunidades de Investigación de Verano de la Universidad Estatal de Ohio, la cual se centró en espermatozoides y embriones bovinos. Verónica decidió entonces postularse tanto para la facultad de veterinaria como para la de posgrado, pero no fue aceptada en ninguna de las dos. A pesar de esto, sus mentores de investigación de pregrado, el Dr. Mélvin Pagán-Morales y el Dr. Esbal Jiménez-Cabán le dijeron a Verónica que siguiera adelante.


“Como estudiante universitarix, no estás preparadx ni te enseñan qué hacer cuando te dicen que no y es algo de lo que carecen todas las universidades para asesorar a sus estudiantes. Como no fui aceptada en ninguna de las opciones para mi futuro, me pregunté: '¿ahora en qué voy a trabajar?"

Nunca sabes lo que puedes hacer hasta que lo intentas


Durante el proceso de buscar cuál era su próximo paso, supo con certeza que no quería hacer nada relacionado con la epigenética debido a su inexperiencia en ella. Fueron necesarias cuatro conversaciones diferentes entre el Dr. Pagán-Morales y el Dr. Jiménez-Cabán para convencerla de que le escribiera a la Dra. Rocío M. Rivera, quien se especializa en ratones y epigenética. Luego terminó haciendo una maestría con la Dra. Rivera en la División de Ciencia Animal de la Universidad de Missouri (MU).


A mitad de maestría, Verónica decidió empezar a buscar qué quería hacer y adónde ir porque todavía no se sentía preparada para la fuerza laboral. Además, quería volver a Puerto Rico y retribuir a la comunidad pues tenía un fuerte sentido de servicio a la comunidad que la nutría. ¿Pero cómo podía hacer eso? Decidió solicitar un programa doctoral y sabía que a través de la academia podría retribuir a la generación más joven y a la comunidad de Puerto Rico.


“Cuando hablé sobre el mundo molecular con lxs agricultorxs o con la comunidad no científica, que ven el panorama general, tuvieron dificultad para entender y yo tuve dificultad para explicárselo. Estaba interesada, para mi doctorado, en poder aplicar las cosas al mundo ordinario y su importancia.”

Verónica terminó eligiendo la Universidad de Florida (Gainesville, Florida) para su doctorado porque no solo estaba cerca de Puerto Rico sino que también tuvo el privilegio de trabajar con el Dr. Peter Hansen. Su trabajo consistió en describir la diferenciación y desarrollo del embrión temprano bovino. Cuatro años más tarde, la Dra. Michelle Rhoads le ofreció un puesto de posdoctorado en Virginia Tech en Blacksburg, Virginia. Bajo la asesoría de la Dra. Rhoads, la investigación de Verónica se centró en estudiar el efecto de las concentraciones atípicas de insulina y glucosa durante el estrés por calor sobre la fertilidad del ganado lechero y el desarrollo embrionario. También escribió una subvención para asegurar más fondos y recibió la Beca Postdoctoral 2019 del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). La subvención consistió en recolectar muestras de bovinos del hato de la Universidad de Puerto Rico-Recinto de Mayagüez y procesar muestras en Virginia Tech. Poco después de la notificación de la concesión de posdoctorado del USDA, se le ofreció su puesto actual como investigadora asistente e investigadora principal en el recién inaugurado Centro de Investigación para la Reproducción de Animales Tropicales (CIRAT) en Gurabo, Puerto Rico. Esto fue el resultado de sus mentores de investigación de pregrado anteriores y otros que escribieron una subvención y recibieron dinero del Departamento de Agricultura de Puerto Rico para la construcción del CIRAT. Luego tuvo que tomar la difícil decisión de aceptar la Beca Postdoctoral del USDA en Virginia Tech o rechazar el premio para luego irse a Puerto Rico.


“Cuando me fui de Puerto Rico, sabía que iba a estar diez años en Estados Unidos pero por suerte solo fueron ocho. Sabía cuando me ofrecieron el puesto en el Centro de Investigación para la Reproducción de Animales Tropicales que si no me iba ahora, nunca dejaría los Estados Unidos."

Luego decidió arriesgarse dejando su premio postdoctoral y su puesto en Virginia Tech con la esperanza de cumplir con lo que anhelaba hacer... retribuir a Puerto Rico.


Sigue a tu corazón, adonde sea que te lleve


Ahora, de regreso en Puerto Rico, Verónica tiene la increíble tarea de no solo ser la investigadora principal del CIRAT, sino reconstruirlo casi desde cero. Sus días están llenos de aprender a remodelar edificios, comprar equipo para el remodelado (Epoxy, PVC Tubing, etc.), comprar equipo de laboratorio. También se desempeña como administradora del CIRAT para que los animales se críen adecuadamente y enlace de las colaboraciones de los proyectos de investigación CIRAT y UPRM que se llevan a cabo en Gurabo. Actualmente, las terneras para los proyectos de investigación nacen en Lajas, se transportan para ser criados a los (2-4 meses) y se inseminan en Gurabo y luego son finalmente transportados de regreso a Lajas para su ordeño. La ubicación de dichos proyectos de investigación también depende del tipo de proyecto y su cronograma que luego dicta si se realizan en Lajas o Gurabo.


“Estoy agradecida de tener un equipo que trabaja tan duro como puede. Como administradora, le recuerdo a mi equipo cuando se lleva a cabo un evento, como los baños de animalesy asegurarse de que ocurra. Esto me ayudará a seguir entendiendo y aprendiendo cómo manejar una manada de animales."

La Dra. Verónica M. Negrón-Perez con vacas Holstein-Friesian de UPRM.


Además, dado que su nombramiento en CIRAT es en su totalidad de investigación, también necesita redactar subvenciones para asegurar la financiación de sus futuros estudiantes de posgrado.


Un grano de arena todavía puede cambiar el mar


Al ser parte del CIRAT, el principal propósito de Verónica en su carrera es dejar una experiencia positiva para que otros continúen con el trabajo una vez que ella se haya ido. Un ejemplo de esto es el video de inauguración de CIRAT que se hizo público casi un año después de su regreso a Puerto Rico.


“Después de ver el video, puedo reconocer lo mucho que he logrado en mi primer año trabajando en CIRAT. Esto a menudo puede ser difícil de notar cuando se recortan los fondos para la investigación y el proceso de investigación es más lento en Puerto Rico. Todxs en el trabajo continúan diciéndome que si no lo hago, nadie lo hará. Aunque esta responsabilidad puede recaer sobre mis hombros, sigo diciéndome que puedo hacerlo a pesar de los huracanes, los terremotos y la pandemia actual.”

La Dra. Verónica M. Negrón-Pérez una excursión de las facilidades de CIRAT en Gurabo, Puerto Rico.


La investigación del CIRAT abordará el problema agrícola mundial del aumento de las temperaturas que afecta el crecimiento, el rendimiento muscular, el metabolismo y la reproducción del ganado lechero. Su objetivo específico es hacer esto identificando animales que tienen la mutación de pelo corto. Esto hace que tanto el ganado lechero como el de carne sean altamente tolerables al estrés por calor y se ven menos afectados por los efectos negativos mencionados anteriormente.


Ser real es más importante que ser perfecto.


Según Verónica, las personas en el mundo académico a menudo se enfrentan a un estrés constante debido a los desafíos diarios. También siente que esto a menudo se puede agravar cuando no eres nativo de los Estados Unidos y la distancia entre tus seres queridos da paso a un origen cultural diferente.


“Con el tiempo aprendes a lidiar con la nostalgia, pero cuando aparece, realmente puede tener un efecto en tu trabajo. Depende del carácter de uno mismo reconocer tus problemas y decidir cómo los vas a resolver y encontrar tu fuerza interior para seguir hacia adelante."

También habla de cómo la depresión o la ansiedad no son necesariamente algo negativo para tu persona ni es algo que la gente inventa. Verónica lo describe en cambio como parte del proceso de crecer como persona y aprender a afrontar la situación o circunstancias que se te dan.


La fuerza radica en nuestra diversidad, no en nuestras similitudes


Trabajar con otras personas en diferentes escenarios (investigación, clubes, etc.) tuvo un gran impacto en la vida de Verónica a lo que ella atribuye poder ver ahora las diferentes posibilidades en la vida y la investigación. Un ejemplo de eso fue trabajar con dos estudiantes sub graduadxs en MU. Lx primerx estudiante fue más prácticx y confiadx en que le enseñaron una vez y luego lo hizo por sí mismx al día siguiente. Mientras que el otrx estudiante era tímidx para hacer las cosas y necesitaba más ayuda para aprender a completar las tareas de investigación.


“Esto me dio las herramientas para aprender a tratar con una variedad de personas con diferentes antecedentes, grupos de edad y curvas de aprendizaje que otros habían comparado conmigo. Comprender cómo trabajan las personas y saber explicar las cosas de diferentes maneras es esencial en este trabajo."

También plantea el hecho de que la diversidad y la inclusión son necesarias para resaltar diferentes ideas, pero también a las mujeres en la ciencia agrícola. Verónica a menudo encuentra que las mujeres se sienten menos y caen en un segundo plano cuando están aquí para quedarse. También dice que cuando las mujeres se mantienen alejadas del centro de atención, también dejan los reconocimientos a lxs profesorxs mayores o solo a los hombres, en general.


“En nuestro mundo actual, no se trata solo de que las mujeres tengan igualdad, sino también de reconocer que somos más que capaces de hacer nuestro trabajo.”

Mujeres que apoyan a las mujeres


A lo largo de la vida de Veronica, muchas mujeres la han inspirado, pero siempre le vienen a la mente tres de ellas. La primera fue la Dra. Rocío M. Rivera, mentora en su maestría. La Dra. Rivera fue una de las pocas científicas en la División de Ciencia Animal de MU y también es puertorriqueña, lo que la convierte en una minoría doble. Aprendió de la Dra. Rivera que había que volverse impermeable en la academia y no tomar las cosas personalmente en ciertas situaciones. También inspiró a Verónica mostrándole lo trabajadora que es y nunca dándose por vencida porque aún se puede llegar lejos incluso cuando se te ocurre la adversidad. Luego viene la Dra. Michelle Rhodes, su mentora postdoctoral. Le demostró a Verónica que como mujer puedes trabajar en ti misma y aun así poder tener una familia. La Dra. Rhodes tiene tres hijos y siempre cree en tener una comunicación clara con sus estudiantes al decir cuándo estaba disponible y cuándo no. Lo que significa que tener una familia como científica no te hace unx científicx serix o menos válidx. Solo tienes que tener un equilibrio. Finalmente, pero no menos importante, la madre de Verónica. Ella la describe no solo como una gran trabajadora sino como una guerrera, porque criar cinco hijxs no es una tarea fácil. Sin mencionar que su madre está actualmente en su doctorado y debería terminar el próximo año.


“Aprendí con mi madre a seguir adelante, pero también a detenerme cuando era necesario. Reconocer un momento difícil pero no dejar que afecte ni pierda de vista tus metas. Ver a las mujeres por quienes son y no solo por sus antecedentes culturales, edades, tamaños o colores de piel. Y tratar a las personas como personas."

Verónica ahora sabe que parte de mantener a las mujeres en la academia es que las mujeres se acerquen y se apoyen unas a otras, incluso cuando sienten que se están “ahogando” en el proceso.


Invierte en ti mismo, todos los días.


Fuera del trabajo, Verónica disfruta estar en la naturaleza específicamente, en la playa.


Para muchxs puertorriqueñxs, esta es una forma natural de liberar estrés y disfrutar de la vida en la isla al máximo. Las

actividades que disfruta en la playa van desde nadar, bucear, hacer kayak o simplemente sentarse en la arena para encontrar un poco de paz interior.

A veces olvidas sacar tiempo para ti. Después del trabajo, saco mi traje de baño del auto y me lo pongo. Luego me dirijo a la playa para disfrutar de una de las delicias de Puerto Rico, que es poder disfrutar de la playa los 365 días del año."

Otras pasiones además de la playa son estar al aire libre como caminar por la montaña o andar en bicicleta.



Elige sabiamente con quién te rodeas.


Si hay un consejo que Verónica puede dar a cualquiera que vaya a la escuela graduada es que elija cuidadosamente con quién trabajará. De hecho, atribuye su éxito en la escuela graduada y su carrera a tener grandes mentores que la apoyaron.


“En mi maestría con la Dra. Rivera, maduré como persona. Mientras estaba en mi doctorado con el Dr. Hansen, maduré como científica. En mi puesto postdoctoral con la Dra. Rhodes, terminé de crecer como aprendiz porque me ayudó a obtener las habilidades para administrar tanto un laboratorio como a los estudiantes.”

También destaca la importancia de estar preparadx tanto emocional como físicamente para la escuela graduada. En otras palabras, la escuela graduada es definitivamente una carrera de resistencia y necesitarás todo el apoyo que puedas para tener éxito.


¡Gracias por compartir tu historia Verónica!


Se puede contactar a Verónica a través de:


Correo electrónico: veronica.negron4@upr.edu

Twitter: @veromnp

LinkedIn: linkedin.com/in/veronica-m-negron-perez-aa689938

5 vistas0 comentarios