Buscar
  • Marlia Bosques-Martínez

Conoce a Shelly Pate, Estudiante de Maestría en Fitopatología

Una patóloga de plantas de corazón, Shelly se esfuerza por educar sobre la agricultura y ser un modelo a seguir para las generaciones futuras.


Traducido por: Ismael J. Pérez-Cordero

Puedes leer el artículo en inglés.


Shelly Pate obtuvo recientemente su maestría en fitopatología de la Universidad de Tennessee. Estuvo asignada a una instalación de investigación agrícola en West Tennessee (@UTcrops) donde trabajó con patógenos transmitidos a través del suelo que causan enfermedades en las plántulas de algodón y donde también evaluó diferentes tratamientos eficaces para semillas en contra de estas enfermedades.Más específicamente, Shelly trabajó con el programa Nacional de Tratamiento de Semillas de Algodón para evaluar la presencia de Rhizoctonia solani, Thielaviopsis basicola, Fusarium spp. y Pythium spp. en todo el cinturón de algodón de los Estados Unidos. Como parte de su proyecto, Shelly sembró plántulas de algodón en diferentes tipos de medios selectivos, métodos de cebado del suelo y ensayos de inmunoabsorción ligados a enzimas (ELISA) para determinar la presencia de patógenos de enfermedades de las plántulas de algodón.

De 4-H a Plant Pathology  

Shelly nunca imaginó terminar en el ámbito de la agricultura porque no tenía un trasfondo agrícola. Cuando era más joven, estaba muy involucrada en 4-H y participaba en los eventos de oratoria cada año. Finalmente, cuando Shelly llegó a la escuela secundaria, un amigo la animó a participar en una práctica de procedimiento parlamentario de la FFA.


Shelly dijo: “Fui e inicialmente me convencí de unirme al equipo porque implicaba hablar en público. Sin embargo, después de inscribirme en una clase de introducción a la agricultura, pronto desarrollé una pasión por la agricultura en general." Su pasión recién encendida la llevó a convertirse en administradora de los invernaderos de su sección de la FFA y a obtener un título en ciencias de plantas y suelo. Durante su bachillerato en la Universidad de Tennessee en Martin, Shelly aprendió sobre la fitopatología, y ha seguido esa carrera desde entonces.

Aunque era una apasionada de la agricultura, Shelly sintió que tenía más que demostrar porque no provenía de un entorno agrícola. Shelly expresó que tenía miedo de decir cosas incorrectas porque quería que todxs pensaran que ella “pertenecía”. Sin embargo, luego se dio cuenta de que no importa de dónde vengas o lo que estudies.


"Si estás dispuestx a trabajar duro y aprender, no hay nada que te separe de poder interactuar con tus compañerxs".

Cada camino tiene su charco

Cuando Shelly comenzó la escuela de posgrado, se sintió completamente intimidada (como la mayoría de nosotrxs). Shelly nunca había estado expuesta a una investigación de este nivel y, además de esto, nunca había vivido a más de 40 minutos de su casa. “Aunque pude expresar mis miedos y preocupaciones a mi familia, ellxs nunca pudieron entender realmente contra qué estaba luchando porque nunca lo habían experimentado. Con el tiempo, los demás estudiantes graduadxs de mi departamento me aseguraron que estaban tan perdidxs como yo, y comencé a sentirme más segura de mis habilidades."


A medida que pasaba el tiempo, Shelly se sentía más confiada que nunca de sus habilidades en su investigación graduada, profesionales y académicas. En el camino, Shelly aprendió que no es saludable cargar con todas sus preguntas, miedos, ansiedades y preocupaciones por su cuenta. Expresó que nunca habría llegado tan lejos en su viaje académico sin la guía de algunxs personas muy importantes.

“He aprendido que incluso en este punto, habrán veces que me sentiré como que no sé lo que está pasando y que ocasionalmente dudaré de mí misma.
Sin embargo, también me he dado cuenta de que es perfectamente normal para todxs lxs estudiantes de posgrado ".

Otra terrible experiencia que tuvo Shelly durante la escuela graduada fue cuando su abuela falleció inesperadamente. Todxs lxs profesorxs de su departamento fueron muy comprensivxs. Incluso sus compañerxs de escuela graduada le hicieron una tarjeta sinfónica y una de las estudiantes, Tara Rickman, cruzaba la ciudad todos los días hasta su apartamento para alimentar a su gato. Ella describió que a partir de esta experiencia negativa pudo obtener la experiencia positiva de acercarse más a todxs en su departamento y comenzar a confiar en los demás en lugar de internalizar todo. "También me hizo darme cuenta de que la academia "no siempre es estrictamente negocios."


Lucha contra la desinformación en la industria agrícola

Shelly explicó que existe un enorme abismo de información entre la agricultura y el público en general. “La gente queda tan atrapada en los rumores sin hacer ninguna investigación real, o escuchan sobre diferentes sectores de la agricultura, y no cuestionan el impacto que estos sectores tienen en su vida cotidiana.” Para Shelly, este tipo de transparencia es clave y admira como organizaciones como: “Mujeres en las ciencias y “Agricultura en el salón de clases” están reduciendo el abismo de información.

Metas para un futuro brillante

Shelly terminó recientemente su programa de maestría y permanecerá en la Universidad de Tennessee para obtener un Ph.D. en Fitopatología con un enfoque en enfermedades sustentables y en sistema de manejo integrado de plagas. Después de completar su doctorado, le gustaría convertirse en profesora con un nombramiento dividido en extensión, docencia e investigación. Además, antes de su carrera universitaria, nunca tuvo ningún modelo a seguir a quien admirar en la academia. Por lo tanto, parte de la razón por la que Shelly quiere convertirse en profesora es convertirse en un modelo positivo para lxs estudiantes.


“Siempre me he considerado una especie de mentora para mis amigxs más jóvenes y espero tener la oportunidad de seguir actuando como mentor de futurxs estudiantes”.

El modelo a seguir más grande de Shelly es su mamá

Shelly mencionó que a pesar de que su madre no está involucrada en la agricultura, ella siempre ha estado extremadamente interesada en lo que sea en lo que ella este trabajando y considera a su madre como su principal modelo a seguir. “Ella me ha enseñado los valores del trabajo duro, la perseverancia, el altruismo y la dedicación. Todas estas lecciones me han ayudado a poder superarme en múltiples formas ”.



No se trata solo de trabajo

En su tiempo libre, Shelly disfruta jugar al tenis y leer. También intenta visitar el gimnasio con la mayor frecuencia posible. Sin embargo, su pasatiempo favorito es compartir con su gato Bentley.




¿Qué te gustaría decirles a las mujeres que persiguen sus sueños?

Aunque todas esperamos que seamos juzgadas por igual, y únicamente por nuestros méritos, no siempre es así. Sin embargo, es muy importante seguir presionando, esforzándose y sobresalir en su campo. No debemos desarrollar sentimientos de derecho, sino dejar que nuestras palabras y acciones hablen por nosotras mismas. No busque la validación de aquellxs que se niegan a dársela. Si te apasiona tu trabajo y estás decidida a alcanzar tus metas, entonces TÚ sabes que eres digna."

¡Gracias, Shelly, por compartir tu historia con nosotras!

- El equipo de Women in Agricultural Science (WAGS)

Puede ponerse en contacto con Shelly por correo electrónico a shenpate@vols.utk.edu o en Twitter en @PatePlantPath

1 vista0 comentarios