Buscar
  • Ana María Vázquez-Catoni

Conoce a la Dra. Renée Rioux, profesora asistente de fitopatología

Entre la academia y la industria, la Dra. Renée Rioux sobresale como científica y defensora de sí misma y de los demás.


Traducido por: Ismael J. Pérez-Cordero

Puedes leer el perfil en inglés aquí.


La Dra. Renée Rioux es profesora asistente en la Universidad de Wisconsin-Madison (UW) en el Departamento de Fitopatología. Tiene nombramientos de investigación y docencia, así como un puesto administrativo en el Programa de Certificación de Semillas de Wisconsin (WSPCP). La investigación de la Dra. Rioux se centra en la producción de la semilla de papa en el estado de Wisconsin.


Como patóloga de plantas, su rol más importante es mantener alejados a los patógenos que podrían ser transmitidos por los tubérculos-semillas, ya sean bacterias o virus. Su laboratorio trabaja en métodos de detección molecular de estos patógenos, además de comprender su biología y manejo. En particular, el laboratorio de la Dra. Rioux está trabajando con el patógeno bacteriano Dickeya dianthicola, el cual se informó recientemente en los EE. UU. por primera vez y desde entonces se ha extendido a la mayoría de los estados productores de papa.


Podredumbre blanda en tallos de plantas de papa (Créditos de las fotografías: Extensión en la Universidad de Maine)

Su laboratorio también estudia cómo cambia el microbioma de la semilla de papa a lo largo del proceso de producción y las formas en que este microbioma podría modificarse para optimizar la producción de semilla de papa. Mencionó que trabajar con las subvenciones del WSPCP le permite diversificar y aprender más sobre otros patógenos con los que no ha trabajado anteriormente, como los virus. Uno de los virus más problemáticos en la producción de semilla de papa es el Virus Y de la Papa, pero también son importantes otros virus y viroides, como el Virus Mop Top de la Papa, el Virus del Sonajero del Tabaco y el Virus del Enrollamiento de la Hoja de la Papa.


De querer estudiar enfermedades humanas a enfermedades de plantas


Renée creció en Maine, EE. UU. y su formación puede considerarse algo diferente a la de otras personas en las ciencias agrícolas. Su familia no tenía ninguna conexión previa con la agricultura. Sus dos padres trabajaban en un laboratorio de microbiología médica en un hospital.


¡Simplemente no sabía nada sobre agricultura o la posibilidad de que la fitopatología sea un campo que alguien pueda estudiar!

Esto llevó a Renée a explorar otras especialidades como las ciencias de la salud. En un momento, descubrió que no le gustaba trabajar con personas en ese contexto en particular. La Dra. Rioux decidió pasar por un enfoque de ciencias básicas y obtener una maestría en ciencias biomédicas. Su objetivo era aprender técnicas moleculares básicas y, finalmente, realizar un doctorado en fitopatología en la Universidad de Washington, donde estudió patología del césped bajo la dirección del Dr. Jim Kerns.


“Me enamoré de la fitopatología una vez que me di cuenta de que era un campo de estudio y comprendí la importancia de la agricultura. Hasta ese momento de mi vida, nunca se me había ocurrido que necesitáramos poder cultivar para vestir a la gente, alimentar a la gente y albergar a la gente."

Renée menciona el otro factor que la enganchó en el campo de la fitopatología que fue la capacidad para hacer trabajo de campo. Una de las primeras veces que estuvo en el campo recolectando y rociando fertilizante, expresó alegría y recuerda haber dicho “¡Esto es maravilloso! ¡Puedo hacer ejercicio mientras investigo! " Se divierte estando al aire libre, haciendo senderismo y estando activa.


Posteriormente, la Dra. Rioux encontró una oportunidad laboral en la industria en St. Louis que “le quedaba como un guante”. Ella pensó que sería un gran momento para ingresar al sector privado, ver si se sentía cómoda y luego decidir si se quedaría allí o volvería a la academia.


De la academia a la industria y viceversa


Antes de que Renée comenzara su puesto de profesora asistente, trabajó en una empresa nueva y en una empresa agrícola global, durante cinco años y medio. Disfrutaba ser parte del sector de la industria, la excitante rutina diaria de ritmo rápido. Renée conoció a personas increíblemente motivadas de diversos orígenes y desarrolló valiosas habilidades más allá de la investigación. Sin embargo, Renée mencionó que al final del día, siempre sintió que le faltaba algo porque tenía oportunidades limitadas como mentora de otrxs y sobre qué tan profundo podría investigar en los detalles científicos con sus proyectos.


El regreso de Renée a la investigación (en la academia)


¡Al final, su curiosidad la llevó de regreso a la academia! Además de desarrollar relaciones mentorx-aprendiz y explorar temas de investigación en profundidad, la Dra. Rioux estaba ansiosa por comunicar su investigación de manera más amplia.


La Dra. Rioux tuvo diferentes desafíos para hacer la transición de regreso a la academia. Se dio cuenta de cómo lxs compañerxs que, después de terminar su doctorado y postdoctorado, tuvieron una transición más fácil a un puesto de profesorx asistente, en comparación con alguien que provenía del sector privado. Sentía que estaba empezando desde cero.

"Descubrir cómo configurar un nuevo laboratorio puede ser una tarea abrumadora"

Renée destacó las habilidades que perfeccionó en el sector privado que impactaron positivamente en su transición. Por ejemplo, gestión del tiempo y priorización. Y otras como, "habilidades interpersonales" y la capacidad de dar y recibir retroalimentación. Renée siente que estas habilidades han sido especialmente útiles con sus responsabilidades administrativas para el programa de certificación de semillas de papa.


No querrás sentarte ahí y defenderte, incluso si no estás completamente de acuerdo. Quieres ser capaz de aceptar la retroalimentación que te da la gente, procesalo un poco y luego decide cómo quieres usarla.

La importancia de la representación, la relación y los modelos a seguir


Renée cree que es imperativo aumentar la diversidad de la representación en la agricultura. Mencionó que no es solo el reclutamiento de diversas personas lo que debe mejorar, sino también comprender mejor cómo actuar de manera inclusiva. Además, Renée es una defensora de la representación de la mujer en las ciencias agrícolas. También fue específica sobre las mujeres que aspiran a puestos en ciencias aplicadas que se consideran más atractivos para los hombres, como la extensión.


Al destacar a las mujeres en la agricultura, nos ayuda a allanar el camino. Nos permite abrir esa puerta y, con suerte, podemos eliminar algunos de los prejuicios, tanto explícitos como implícitos, que pueden dificultar que las mujeres accedan a ciertos puestos en la agricultura.

La forma en que lxs científicxs se comunican con el público no agrícola / no científico es otra área que Renée considera una necesidad de mejora en las ciencias agrícolas. "Como sector, necesitamos entender cómo atraer a las generaciones, antecedentes educativos, diferentes ideologías, etc."


Cuando Renée estaba recordando las modelos a seguir en su vida, mencionó a su profesora universitaria de Capstone, la Dra. Mary Tyler. No solo mencionó que era una maestra increíble, sino que su sentido del humor y su aplicabilidad para explicar la ciencia la inspiran a hacer lo mismo.


"... e hice lo que tenía que hacer, incluso si sentía que me estaba saliendo de mi zona de confort, para asegurar que mi voz fuera escuchada."


A lo largo de su carrera, Renée enfrentó y superó ciertas dificultades. Aprendió a lidiar con conflictos difíciles de personalidad o diferencias de opiniones y prioridades. Ella enfatiza que la mejor manera de superar situaciones difíciles es ponerse de pie y actuar.


Fuentes de apoyo


Renée enfatizó la importancia de las amistades como estudiante graduadx y cómo las de ella han persistido a lo largo de los años. “¡Podemos usarnos unxs a otrxs como recursos y apoyarnos unxs a otrxs!”. En segundo lugar, Renée fomenta el uso de plataformas de redes sociales como Twitter, como fuentes de positividad, apoyo y creación de colaboraciones.


#DefensoradeMadres


Renée es una madre trabajadora. Ser madre es una experiencia increíble para ella, pero admite que ha cambiado todo en su vida. Reconoció que su tiempo era mucho más valioso. Para ella, ha sido un ejercicio de aprender a conciliar el trabajo y la vida, sin necesariamente integrarlos.


Fue difícil cuando tenía un trabajo de tiempo completo y pasaba por el proceso de entrevistas académicas mientras cuidaba a un niño pequeño. En esa situación, marcó la diferencia que tengo un cónyuge que me apoya y que está dispuesto a dividir verdaderamente la paternidad al 50%. Eso ha sido increíble.

"Tener un compañero que me apoyo hizo posible la transición de la industria a la academia mientras se cría a un niño pequeño".

La experiencia de Renée como madre a la que le resultó difícil obtener los recursos que necesitaba mientras trabajaba. Por eso anima a aquellas personas que se sienten cómodas siendo defensoras a hablar y abogar por el apoyo a las madres trabajadoras ahora y en el futuro.


La vocación de Renée también se ha demostrado a través de su trabajo en iniciativas dentro de la Sociedad Estadounidense de Fitopatología (APS), una sociedad científica con un liderazgo femenino sostenido reciente y un linaje presidencial femenino.


Renée está involucrada en la iniciativa “Family-Friendly APS” (#FamilyFriendlyAPS). Durante los últimos tres años en las reuniones anuales de APS, la iniciativa ofrece una sala donde lxs asistentes pueden ir con sus hijxs y tener un espacio seguro para que lxs niñxs sean niñxs, con libros y actividades.


#Balance

Fuera del trabajo, Renée pasa la mayor parte de su tiempo con su familia. Le gusta estar al aire libre y estar activa, haciendo ejercicio, caminando y en kayak.


"Una gran parte de ser madre es poder compartir mi amor por las enfermedades de las plantas y la naturaleza con mi hijo".


Palabras de consejo de una consejera actual


Renée anima a otras personas que inician sus estudios graduados a no tener miedo de buscar conocimientos.


Cuando comencé, realmente no entendía cómo ser colaborativa, cómo tener una red de apoyo o cómo ser vulnerable. Sentí que tenía que saberlo todo y nunca mostrar ningún signo de debilidad. Desearía que alguien me hubiera dado el consejo desde el principio de que mi trabajo es aprender y buscar el conocimiento de los demás. Que está bien admitir que necesito más ayuda y que no entiendo algo. Que no tiene nada de malo trabajar con otras personas, ser parte de un equipo y no tratar de encontrar todas las respuestas yo misma.

Puede contactar y seguir a la Dra. Renée Rioux en Twitter.


3 vistas0 comentarios