Buscar
  • Marlia Bosques-Martínez

¿Tus plantas están enfermas? Conceptos básicos sobre enfermedades de las plantas

Traducido por: Marlia Bosques-Martínez

Puedes leer la version del articulo en inglés.


Si eres unx agricultorx nuevx, tiene plantas de interior o un huerto, esta guía para principiantes puede ayudarlx a comprender qué está enfermando a sus plantas.


Primero, no confundamos enfermedades y plagas. "Plagas" se usa comúnmente para describir insectos que atacan a las plantas y son estudiados por lxs entomólogxs. Por otro lado, las enfermedades de las plantas se definen como "cualquier cosa que impida que una planta funcione a su máximo potencial". Esta amplia definición incluye enfermedades de plantas abióticas y bióticas. Las enfermedades bióticas son organismos vivos (patógenos), incluyendo los hongos, oomicetos (organismos similares a los hongos), bacterias, virus y nematodos. Los trastornos abióticos son factores químicos o físicos como mal drenaje del suelo, deficiencia de nutrientes, clima desfavorable, entre otros. Lxs fitopatólogxs estudian todas las enfermedades mencionadas anteriormente. El objetivo principal de lxs fitopatólogxs es identificar el organismo que causa enfermedades complejas y crear prácticas de manejo para combatirlas (haga clic aquí para leer sobre carreras en fitopatología).


Enfermedades bióticas de las plantas

Como se mencionó anteriormente, los organismos que causan enfermedad en las plantas se conocen como patógenos. Los patógenos de plantas tienen una biología muy similar a los que causan enfermedades en humanos y animales. Los patógenos pueden propagarse de una planta a otra y pueden infectar cualquier parte de la planta, incluyendo las hojas, los brotes, los tallos, las raíces, los frutos y las semillas.

  • Los hongos y los organismos similares a los hongos (oomicetos) causan colectivamente la mayoría de las enfermedades de las plantas que cualquier otro patógeno de las plantas. Un hongo es un eucariota que generalmente crece como hilos o hebras llamadas hifas. ¡Una sola hifa puede tener solo unas pocas pulgadas de largo o millas de largo! La mayoría de los hongos se reproducen produciendo esporas que pueden esparcirse a grandes distancias por aire, agua o suelo. Los síntomas comunes de las enfermedades fúngicas incluyen pudrición de raíces y tallos, tizón de brotes y hojas, manchas en las hojas, cancros, marchitez vascular y pudrición en almacenamiento poscosecha.  

Bruce Watt, University of Maine/Gerald Holmes, Strawberry Center, Cal Poly San Luis Obispo
  • Los nematodos son gusanos redondos microscópicos que generalmente viven la mayor parte de su vida en el suelo. Todos los nematodos parasíticos de las plantas tienen una pieza bucal en forma de aguja llamada estilete que se usa para perforar las células de la planta y alimentarse del contenido celular. Los síntomas típicos en la raíz que indican el ataque de nematodos son agallas, lesiones radiculares, ramificación excesiva de la raíz, puntas radiculares dañadas y sistemas radiculares atrofiados.

Scott Bauer, USDA Agricultural Research Service/Ulrich Zunke, University of Hamburg,Elizabeth Bush, Virginia Polytechnic Institute and State University/Jonathan D. Eisenback, Virginia Polytechnic Institute and State University
  • Las bacterias son organismos microscópicos unicelulares sin núcleo que se reproducen asexualmente por fisión binaria (una célula se divide en dos). La mayoría de las bacterias asociadas con las plantas no causan daños y son beneficiosas, ¡cómo la descomposición de nutrientes! Pueden propagarse por salpicaduras de lluvia o transportarse por el viento, pájaros o insectos. Los síntomas comunes incluyen crecimiento excesivo, marchitez, manchas en las hojas, motas, plagas, podredumbres blandas, costras y cancros.

Paul Bachi, University of Kentucky Research and Education Center/ David B. Langston, University of Georgia/Ulla Jarlfors, University of Kentucky/Howard F. Schwartz, Colorado State University
  • Los virus son partículas de ADN o ARN intracelulares (que viven dentro de la célula) con una capa de proteína e infectan a otros organismos vivos. Se replican en los huéspedes que infectan al inducir a las células huésped a formar más partículas de virus. Los virus se transmiten por vectores (insectos, nematodos, etc.) y por propagación vegetativa (esquejes, injertos, etc.) Los síntomas típicos incluyen retraso del crecimiento, mosaico o patrones de manchas anulares en hojas y frutos.

Whitney Cranshaw, Colorado State University/Gerald Holmes, Strawberry Center, Cal Poly San Luis Obispo/Florida Division of Plant Industry, Florida Department of Agriculture and Consumer Services

Más información sobre enfermedades bióticas aquí.


Enfermedades abióticas de las plantas

Los factores abióticos se dividen en dos categorías: químicos y físicos.

Factores químicos:

  • Exceso de nutrientes / Deficiencias

  • Contaminación del aire y gases dañinos

  • Daños químicos (herbicidas, fungicidas, insecticidas)

  • Hormonas del crecimiento vegetal

  • Sales para derretir hielo

Factores físicos:

  • pH de suelo

  • Estructura del suelo

  • Extremos de humedad

  • Estrés de agua

  • Temperatura extremas

  • Lesión mecánica

  • Daño por tormentas

  • Lesiones por herramientas

  • Daño animal

Para aprender más sobre estos trastornos abióticos, haga clic aquí.


Tenga en cuenta que cada patógeno o factor abiótico puede presentar síntomas distintivos, pero no siempre es así. Además, las plantas pueden tener más de una enfermedad, lo que dificulta aún más su diagnóstico.

 

Triángulo de la enfermedad

Para entender completamente las enfermedades de las plantas y cómo manejarlas, debemos aprender sobre el triángulo de las enfermedades de las plantas. Para que se desarrolle una enfermedad, deben estar presentes tres factores al mismo tiempo. Los tres elementos son un hospedador susceptible, un patógeno virulento (uno que puede causar enfermedad) y un ambiente conducente. En plantas enfermas, las prácticas que favorecen el crecimiento de las plantas sobre la actividad de los patógenos tienden a disminuir la cantidad de enfermedad observada. En este sentido, las plantas fertilizadas y regadas correctamente tendrán menos probabilidades de desarrollar la enfermedad. Por lo tanto, la alteración de los factores del triángulo le puede permitir controlar su enfermedad. Por ejemplo, si tiene un calabacín con mildiú polvoriento, considere cambiar a un cultivar con resistencia a esta enfermedad


Para obtener más información sobre el triángulo de la enfermedad, haga clic aquí.


¿Por qué nos debería importar?

Todo lo que comemos (frutas, verduras, cereales), plantas de interior y jardines pueden enfermarse. Las enfermedades pueden reducir drásticamente el rendimiento, el valor y la apariencia general de las plantas. Lxs agricultorxs luchan continuamente contra las enfermedades y pueden perder la mitad de su cosecha porque una enfermedad devastadora infectó sus cultivos con más frecuencia de lo deseado. Esta situación significa que lxs agricultorxs no solo pierden dinero, sino que los precios del producto pueden aumentar. Además de eso, pierden energía y recursos. Por ejemplo, en los EE. UU., la enfermedad del “Citrus Greening” (patógeno bacteriano) conduce a una reducción drástica de la producción de cítricos y al aumento del precio de todos los cítricos. En el peor de los casos, el manejo inadecuado de las enfermedades ha provocado hambruna. En todo el continente africano, las epidemias de la enfermedad del mosaico de la yuca (patógeno viral) que comenzaron en la década del 1980 provocaron pérdidas económicas sustanciales y una hambruna devastadora. Por lo tanto, el diagnóstico de enfermedades es fundamental para un manejo eficiente y la prevención de pérdidas.


Diagnóstico de una enfermedad: Pasos a seguir

A veces queremos ir directamente a controlar la enfermedad. Aún así, la parte más crucial para manejar con éxito la enfermedad es mediante un diagnóstico correcto. Un diagnóstico preciso significa identificar la causa y el nombre de la enfermedad. ¡Imagínese aplicar un fungicida cuando, en realidad, la planta tiene una enfermedad bacteriana! El mismo concepto se aplica si nosotros los humanos nos enfermamos. Si bebemos antibióticos cuando tenemos una enfermedad viral, no ayudaría en absoluto. Además de eso, pierdes dinero y la enfermedad puede empeorar. Por lo tanto, para identificar correctamente una enfermedad de las plantas, hay pasos críticos que deben seguirse.


1. Observe lo que es normal. Reconocer la apariencia saludable de la planta y la identificación adecuada de la planta (nombre común, nombre científico, resistencia de la variedad) es la primera nota que debe registrar. Si es posible, busque fotografías de la variedad que cultiva y comparala con su planta. Ciertos cultivares tienen resistencia a enfermedades específicas, por lo que saber a qué patógeno tiene resistencia la variedad lo ayudará a evitar enfermedades.


2. Observe los síntomas y signos. Primero, definamos algunos términos esenciales. Los síntomas son cambios en el crecimiento o apariencia de las plantas en respuesta a factores bióticos o abióticos. Esto podría ser una alteración de la apariencia normal, necrosis o muerte de partes de la planta, sobredesarrollo de tejidos u órganos y subdesarrollo de tejidos u órganos.


American Phytopathological Society /Jerzy Opioła
Andrej Kunca, National Forest Centre - Slovakia/ Tim Broschat, USDA APHIS PPQ
Howard F. Schwartz, Colorado State University/ Rebecca A. Melanson, Mississippi State University Extension Yuan-Min Shen, Taichung District Agricultural Research and Extension Station/ Margaret McGrath, Cornell University
Howard F. Schwartz, Colorado State University/Don Ferrin, Louisiana State University Agricultural Center
Jennifer Olson, Oklahoma State University/ James W. Amrine Jr., WVU
Robert L. James, USDA Forest Service/ Timothy Schubert, Florida Department of Agriculture and Consumer Services
Clemson University - USDA Cooperative Extension Slide Series/ Howard F. Schwartz, Colorado State University
Donald Groth, Louisiana State University AgCenter/ Howard F. Schwartz, Colorado State University
European and Mediterranean Plant Protection Organization/ J. Dunez
Jonathan D. Eisenback, Virginia Polytechnic Institute and State University/ Manfred Mielke, USDA Forest Service/ Joseph OBrien, USDA Forest Service
Joseph OBrien, USDA Forest Service/ Andrej Kunca, National Forest Centre - Slovakia
Whitney Cranshaw, Colorado State University/ Parthasarathy Seethapathy, Tamil Nadu Agricultural University

Los signos son evidencia observable de factores dañinos. Esto podría ser exudado bacteriano, micelio, esporas, cuerpos fructíferos, rizomorfos, insectos y excrementos de insectos.

Scott Bauer, USDA Agricultural Research Service/ Mary Burrows, Montana State University
Gerald Holmes, Strawberry Center, Cal Poly San Luis Obispo/ Edward Sikora, Auburn University
T.W. Mew, International Rice Research Institute/ Rebecca A. Melanson, Mississippi State University Extension

En este paso, debe intentar identificar qué síntomas característicos observa y buscar signos de patógenos. También es fundamental tomar nota de qué partes de las plantas se ven afectadas. ¿Es toda la planta? ¿Es solo el tallo? Algunas enfermedades, como los nematodos, solo infectan las raíces, por lo que si sospecha que el patógeno está infectando sus plantas, debe sacar toda la planta y buscar síntomas.

3. Verifique los patrones. Verifique la distribución de signos y síntomas. Si una enfermedad es biótica, generalmente progresa a diferentes partes de las plantas. Si la planta se ve afectada por un factor abiótico, los síntomas generalmente no progresan a menos que haya una deficiencia de agua o nutrientes. También es esencial verificar los síntomas de especificidad del huésped. La especificidad del hospedador se refiere a la capacidad de algunos patógenos para causar enfermedades solo en determinadas especies de plantas o solo en algunas variedades de una especie de plantas. En otras palabras, saber qué cultivos están y qué no están infectados lo acerca un paso más a identificar su problema.

4. ¡Haga preguntas! Debe preguntarse qué actividades se realizan alrededor de sus plantas. ¿Ha regado en exceso sus plantas? ¿Qué pesticidas se han aplicado? ¿Cuánto fertilizante aplicó a sus plantas? Mantenga siempre un registro de las prácticas de manejo, como por ejemplo: riego, fertilización, poda, temperatura, etc. También considere investigar los patrones climáticos, analizar los nutrientes de las plantas y observar el drenaje y compactación del suelo. Por ejemplo, el marchitamiento es un síntoma frecuente causado por varios patógenos, pero también puede ser por falta de agua. Estos detalles también lo ayudarán a diferenciar entre enfermedades bióticas y abióticas.


Pida consejo a otrxs jardinerxs y agricultorxs ya que la mayoría de ellxs pueden haber pasado por situaciones similares. Lo más importante es que cada país tiene su propio centro de diagnóstico de enfermedades de las plantas y excelentes recursos en línea. Dependiendo de dónde viva, puede enviar muestras de plantas a una clínica de enfermedades de las plantas y recibir un diagnóstico de forma gratuita o por un precio accesible. Si usa recursos en línea, asegúrese de usar fuentes confiables como sitios web de servicios de extensión universitaria.


Para obtener más información sobre el diagnóstico de enfermedades, haga clic aquí.


Suponga que decide que diagnosticar enfermedades no es para usted, ¡no hay problema! Sin embargo, toda la información anterior es necesaria cuando llene un formulario para enviar su muestra de planta a una clínica de enfermedades de las plantas. Cuanta más información provea, mayor posibilidad de un diagnóstico correcto.

La identificación de enfermedades no es una tarea fácil, pero es necesario para decidir qué estrategia de manejo implementar. ¡Lxs fitopatólogxs están aquí para ayudar! Hasta nosotrxs se nos hace difícil diagnosticar algunas enfermedades de plantas.


Asegúrese de seguir estos consejos la próxima vez que tenga una planta enferma. El manejo de enfermedades es una conversación completamente aparte, pero recuerde, si alguna vez aplica pesticidas, lea siempre la etiqueta y use el equipo de protección adecuado.


¡Estén atentxs para conocer más consejos excelentes sobre el manejo de plantas, la salud del suelo y mucho más!


Algunos recursos fantásticos que debe darle un vistazo:

Guía de producción de hortalizas del Medio Oeste para productores comerciales

Serie de compendios de enfermedades y plagas

Introducción a la serie de enfermedades de las plantas

Datos sobre enfermedades de las plantas

Laboratorio de patología de las frutas

American Phytopathological Society: Educational Resources

0 vistas0 comentarios