Buscar
  • Ana María Vázquez-Catoni

Conoce a Katherine Rivera-Zuluaga, estudiante de doctorado en fitopatología

Con pura tenacidad y su entusiasmo contagioso, Katherine transmite su pasión por la ciencia y el auto-empoderamiento.


Katherine Rivera-Zuluaga es una estudiante de doctorado en el Departamento de Botánica y Fitopatología en la Universidad de Purdue (PU). Bajo la tutela de la Dra. Anjali Iyer-Pascuzzi, trabaja investigando la resistencia de la planta de tomate a Ralstonia, una bacteria patogénica que habita el suelo. Utilizando una cepa de Ralstonia endémica de los Estados Unidos, Katherine busca comprender los mecanismos de defensa en las raíces de plantas de tomate contra el patógeno Ralstonia solanacearum a nivel genético y molecular.


Pasos hacia la dirección correcta

Katherine estudió biología en la Universidad Icesi en su ciudad natal de Cali, Colombia. Como muchas personas, ella tenía una percepción estrecha de los distintos campos de la ciencias biológicas. “Yo solo quería ser bióloga de campo. De esas que salvan ballenas y tortugas. ¡Como las que salen en “Discovery Channel”!” Sin embargo, el Dr. William Vargas, un profesor de botánica le demostró un nuevo mundo a una escala microbiología. Durante su primer año de bachillerato, Katherine participó en un viaje de campo donde el profesor les enseñó una Gunnera, una planta que tiene bacterias simbióticas que hacen fijación con nitrógeno. La curiosidad de Katherine la propulsó estudiar interacciones entre microorganismos y plantas y comenzar a trabajar en el laboratorio del profesor. Ella trabajó proyectos en el campo con plantas medicinales.


Luego, trabajó con la Dra. Thaura Ghneim-Herrera. La profesora tiene una colaboración con PU donde cada año envían cinco estudiantes para pasantías y así, Katherine tuvo la oportunidad de trabajar en investigación allá en su tercer año.


Hasta ese punto, Katherina nunca había hecho algo diferente a la investigación, pero no dudaba que era su pasión. En el 2016, ella llegó a PU, al mismo laboratorio donde luego fue a comenzar su doctorado. Su relación inicial con su profesora de investigación, la Dra. Iyer-Pascuzzi, sembró los cimientos para una excelente dinámica mentorx-aprendiz y para Katherine, un ejemplo a seguir.


Mi jefa más que una mentora, es una ídolo. Ella es una madre trabajadora y apoyada por su esposo y familia, algo que no se ve mucho. Ella siempre estuvo ahí para apoyarme. Nunca me trato diferente por ser latina.

Al terminar su pasantía, la profesora le ofreció volver a trabajar en su laboratorio. Katherine volvió en el 2017 a hacer otra pasantía por seis meses y en el 2018, comenzó su doctorado.


Al Katherine reflexionar sobre su trayecto, ella dice:

Han sido pequeñas oportunidades que he tenido para hacer investigación y todo comenzó con el profesor que transmitió su amor por las plantas y cambió mi perspectiva de lo que quería hacer como bióloga. Gracias a él, aprendí a sentir pasión por mi carrera. Yo le agradezco mucho.


El amor de Katherine por enseñar

La meta más clara que tiene Katherine es que quiere enseñar y lograr una cita docente, osea ser una miembro de facultad donde solo se dedique a dar clases. Poder ser asistente de enseñanza de laboratorios, ha sido una excelente oportunidad para Katherina. La energía de Katherine es contagiosa y cada semana, sus estudiantes llegan entusiasmadxs. A ella le encanta preparar las clases, utilizar ejemplos chistosos, y crear un ambiente interactivo para sus estudiantes. Katherine busca que sus estudiantes se entusiasmen con las ciencias biológicas más allá del cuerpo humano.


Me gusta la interacción con lxs estudiantes y poder compartir conocimiento y pasión por las ciencias. Es algo que me motiva y hace mi corazón un poquito más feliz.




Choques culturales

Katherine siempre ha estado en ambientes donde no ha sentido un choque en contra de ella por su género. Sin embargo, cuando ella llegó a Indiana, sintió un choque cultural muy fuerte. Katherine enfrentó un ambiente hostil, acompañado por microagresiones y xenofobia por ser latina. “No me sentía segura saliendo a la calle. Emocionalmente me afectaba mucho.”


Katherine recalca la diferencia en el ambiente de investigación debido a el acceso a recursos.


En Colombia, decimos que hacemos investigación con las uñas porque apenas tenemos recursos para investigar o para publicar. En la academia, se mide el valor del programa de investigación con qué tanto se publica y no tiene que ser así. Hay mucha investigación que se desarrolla en Colombia que no puede estar en “Nature” porque no hay dinero para publicar.

Sin embargo, Katherine ha logrado encontrar una comunidad de apoyo personal y profesional a través de un ente común: el “break” de almuerzo.


Ese tiempo al mediodía me ayuda tener motivación para seguir trabajando. Poco a poco acostumbré a mis compañerxs cercanos a hacer lo mismo y me ayudó a conocer a otras personas, conectar a un nivel cultural y profesional y crear nuevas tradiciones.

La importancia de ser una mujer capaz de tomar sus propias decisiones

Para Katherine, poder ser una persona independiente ha sido uno de sus mayores logros personales. En su crianza, ella se sentía como la oveja negra de su familia. “Yo nunca estuve de acuerdo con las tradiciones culturales atadas al machismo y la misoginia. Siempre ha sido muy frustrante no encontrar apoyo de mi familia.” Sin embargo, ella recalca que el poder aprender más sobre su rol como mujer, latina y científica, la ha impulsado a hacer cosas que no sabía que podía hacer, cómo hacer investigación, enseñar, hacer un impacto en la comunidad, hasta dar una entrevista!


Me parece muy positivo porque me lleva a pensar que si me lo propongo, puedo lograrlo. Eso ha sido algo que me ha enriquecido, emocional y personalmente.

Katherine desea motivar a sus colegas, especialmente a sus compañeras mujeres, a que encuentren esa independencia y se desliguen de tradiciones machistas.


Muchas veces unx no piensa que es suficiente. Si eres distintx, no significa que la vida no funcione a tu favor. Eres especial y puedes lograr lo que te propongas.


Otras pasiones


A Katherine le encanta cocinar y hornear. Incluso, le apasiona la fotografía, sobre todo de la naturaleza. También le gusta hacer senderismo (hiking), leer y bailar.


"Aunque tengamos diferentes historias y distintas maneras de llegar al éxito, podemos inspirar a otras personas"


Katherine piensa que es indispensable resaltar mujeres en las ciencias.

Tenemos un público que nos está viendo. Tenemos a alguien que necesita ídolxs. Tenemos que hacernos visibles para que una persona que no sabe que esto es posible, sepa que puede soñar.


Pueden contactar a Katherine por email y seguirla por Twitter.


137 vistas0 comentarios