Buscar
  • Women in Ag Science Team

Dra. Martha Malapi, Jefa de la Rama del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS)

Profundamente motivada para reducir el hambre, la Dra. Malapi está preparando su carrera trabajando en aspectos nacionales de seguridad alimentaria y ayudando en el desarrollo de tecnologías y políticas para salvaguardar nuestros sistemas alimentarios.


La Dra. Martha Malapi es fitopatóloga con más de 15 años de experiencia en investigación y regulación en la academia y en el Gobierno Federal. Recientemente se unió a los Servicios de Regulación de Biotecnología (BRS) (USDA-APHIS) como jefa de sucursal que trabaja para abordar el riesgo potencial de plagas de plantas de ciertos organismos genéticamente modificados para otras plantas en la agricultura y el medio ambiente. Recibió varios premios por su trabajo, incluido el premio al Empleado Destacado del USDA-APHIS-PPQ y el Innovador menor de 35 años del MIT.


Las responsabilidades de Martha son brindar orientación, liderazgo y servir como experta en la materia en temas relacionados con plagas de insectos y patógenos y cómo las plantas modificadas (GMO) deben manejarse bajo la regulación de biotecnología del USDA. En este puesto, está aplicando en gran medida su experiencia en genómica en combinación con su formación en fitopatología para realizar evaluaciones de riesgo de productos nuevos desarrollados mediante ingeniería genética. Ella menciona que su parte favorita del trabajo es el continuo aprendizaje y que, como parte de las tareas laborales habituales, debe estudiar, leer artículos y mantenerse al día con la literatura actual. ¡Suena como una extensión de la escuela de posgrado!


Su trayectoria como fitopatologa comenzó por casualidad.

Los sueños de Martha eran ser matemática. Simplemente le encantaba resolver ecuaciones matemáticas con sus padre después de la escuela y los fines de semana. A su corta edad, sus padres pensaron que no tendría muchas oportunidades laborales si seguía las matemáticas como carrera. Martha siguió los pasos de su hermano y se postuló para La Universidad Agraria La Molina en Lima, Perú. Decidió estudiar algo relacionado con la biología y eligió convertirse en agrónoma.


El mundo de la fitopatología es tan divertido que es difícil escapar una vez que comienzas a descubrir los detalles ocultos. Martha tomó clases de fitopatología y simplemente quedó fascinada con la biología de los patógenos. Durante la universidad, todavía no estaba segura de querer convertirse en patóloga de plantas. Sin embargo, para cumplir con uno de sus requisitos universitarios decidió realizar una pasantía en el Centro Internacional de la Papa (CIP), con un gran virólogo, el Dr. Luis Salazar, quien se convirtió en su primer mentor. En el CIP, conoció la importancia de los virus de las plantas, su efecto en el rendimiento de los cultivos y la seguridad alimentaria mundial. Expresó que fue en el CIP donde tuvo la oportunidad de trabajar en un laboratorio por primera vez y donde aprendió a utilizar diferentes técnicas serológicas y moleculares para la identificación de virus de la papa y otros patógenos relacionados. Fue durante su tiempo en el CIP, donde se dio cuenta de que quería convertirse en una verdadera científica, lo convirtió en su objetivo de vida.


“Durante esta pasantía, tuve la oportunidad por primera vez de interactuar con científicxs de todo el mundo y me di cuenta de que yo también podía convertirme en científica, ¿por qué no? Sin embargo, ¡la gente pensó que había perdido la cabeza! Independientemente, decidí que me convertiría en científica y se convirtió en mi objetivo ".

Siguiendo sus sueños en el extranjero

Para ser expertos y cumplir nuestros sueños, necesitamos separarnos de nuestras familias, nuestro país y viajar al extranjero para continuar con nuestra educación. Un amigx, un primx o incluso usted está familiarizadx con esto. No fue diferente para Martha, quien también se dio cuenta de que necesitaba trabajar muy duro para obtener una ayudantía para venir a los Estados Unidos y completar su maestría en ciencias y doctorado.


Martha completó su M.Sc. en la Universidad de Tennessee. En ese momento, en el sistema de cultivo de soja, un virus llamado virus del mosaico de la soja (SMV) estaba muy extendido en los Estados Unidos, mientras que el virus del mosaico de la alfalfa (AMV) era un problema viral emergente en el Medio Oeste debido a la introducción de un nuevo pulgón de la soja. Por ello, su tesis se centró en estudiar las interacciones sinérgicas y antagónicas entre estos dos virus de la soja, SMV y AMV.


Inmediatamente después de obtener su maestría, realizó un doctorado. en la Universidad de Texas A&M, en el Departamento de Fitopatología, en el laboratorio de Won-Bo Shim. Su investigación se centró en comprender mejor cómo el hongo Fusarium verticillioides percibe y responde a diversos estímulos extracelulares y produce micotoxinas. El consumo de alimentos contaminados con micotoxinas se ha relacionado con defectos de nacimiento humanos y otros efectos perjudiciales para la salud de seres humanos y animales. Con ese objetivo, se caracterizó por la genética funcional, una familia de factores de transcripción de dedos de zinc que están altamente conservados entre los reinos. Fue en Texas A&M, donde se fortalecieron sus conocimientos y habilidades en biología molecular, patología y genética. Debido a su perseverancia y determinación durante su doctorado, fue reconocida como Innovadora menor de 35 años por MIT Technology Review.


Los secretos de Martha para cumplir sus objetivos: maternidad y apoyo

Sí, Martha también fue madre de una hermosa niña mientras completaba consecutivamente su M.Sc. y Ph.D. Su hija Alessia tenía 6 años cuando comenzó su doctorado. Ella mencionó que era una lucha constante poder estudiar, trabajar en el laboratorio, mientras la cuidaba. Pero es su hija, el motor que mantiene a Martha triunfando en su carrera.


Ella expresa: “Me hizo aprender (y rápidamente) cómo ser súper productiva con mi tiempo, y creo que eso me ha ayudado a lo largo de mi carrera. Sin embargo, no hay forma de que sin el apoyo de mis amigos y familiares hubiera podido sobrevivir a la escuela de posgrado ".


Su fuerza y ​​determinación han sido respaldadas no sólo por su familia, sino también por la ayuda continua de sus mentores y compañeros que ha tenido a lo largo de su carrera. Ha habido muchas ocasiones en las que quiso renunciar, dudó si este era el camino correcto para ella, pero encontró personas maravillosas que marcaron la diferencia en su vida personal y profesional.

“Nosotras las mujeres podemos hacerlo. No importa si eres madre, esposa, casada, divorciada ... Sigue luchando, no tengas miedo de las locas horas de trabajo. Encuentre un buen mentor y un sistema de apoyo que lo ayude a superarlo. Puedes hacerlo"

Una carrera en patología vegetal en el gobierno federal.

Martha estaba profundamente interesada en seguir creciendo como científica. Así que justo después de obtener su doctorado comenzó un postdoc (posdoctorado) en la sede del USDA-ARS (Servicio de Investigación Agrícola) en las afueras de Washington D.C. con Jo Anne Crouch. Fue aquí en ARS, donde Martha aprendió y desarrolló sus habilidades genómicas y el lugar que abrió tantas oportunidades en su carrera. En este puesto, hizo la transición de la investigación básica a la aplicada, para brindar soluciones inmediatas a diferentes desafíos agrícolas utilizando tecnologías avanzadas. Por ejemplo, al secuenciar los genomas de nuevos hongos patogénicos que amenazaban a varias industrias millonarias, lo que se tradujo en el desarrollo de herramientas de diagnóstico para su identificación.


¡Aceptando desafíos con innovación!

Con el objetivo de proteger la agricultura y los recursos naturales de los EE. UU., Martha se unió a APHIS como Científica Principal y Gerente de Programas para uno de los Programas Federales de Cuarentena. El Programa de Cuarentena de Germoplasma Vegetal (PGQP) es la primera línea de defensa en los EE. UU. contra la entrada, el establecimiento y la propagación de patógenos de plantas exóticas que no están presentes en el país y que podrían dañar la agricultura. Poco después de unirse a PGQP, se enteró de que el programa necesitaba con urgencia implementar nuevas tecnologías que detectarán rápidamente una gama más amplia de patógenos de alta prioridad en plantas importadas en un tiempo de respuesta más rápido. Martha aceptó este desafío e implementó un laboratorio de genómica en PGQP desde cero. Con esta tecnología, identificaron nuevos patógenos y genotipos que de otro modo podrían haberse pasado por alto con los métodos de diagnóstico convencionales. Y una vez más, sus esfuerzos no fueron desaprovechados y su trabajo para implementar esta nueva tecnología fue reconocido con el premio al empleado sobresaliente del PPQ del USDA-APHIS 2018.


Martha expresó que uno de los aspectos más gratificantes de su puesto en PGQP fue visitar a los agrónomos y empresarios en todo el país. “Me mostraron los campos, parcelas, etc. que fueron sembrados con el germoplasma que procesamos asegurándose de que estuvieran libres de patógenos exóticos y dañinos. Tengo que admitir que cada vez que veía esos campos y el impacto de nuestro trabajo, me ponía la piel de gallina ”.


No hay tiempo que perder

Martha nació en Lima, la capital de Perú durante un momento caótico e histórico del país. A medida que crecía, se volvió "normal" ver niños y ancianos pidiendo comida en las calles. Durante este momento difícil, Martha piensa en retrospectiva que las personas que pasan hambre nunca deberían convertirse en una situación normal en ningún país, rico o pobre. Mirando hacia atrás, esa es la razón principal por la que decidió seguir una carrera en la agricultura, para ayudar a reducir el hambre. Martha expresó: “una meta profesional que tengo es trabajar en aspectos internacionales de seguridad alimentaria y ayudar en el desarrollo de políticas para salvaguardar nuestros sistemas de seguridad alimentaria. Ese es el impacto que me gustaría generar. La seguridad alimentaria debe tener prioridad ahora, ya que tendremos que poder duplicar nuestra producción de alimentos para el año 2050 para alimentar a una población de 10 mil millones. No hay tiempo que perder." Desde entonces, Martha ha estado eligiendo sus batallas y oportunidades para lograr el impacto que quiere tener en su carrera y en el mundo, y está agradecida de tener al Dr. Michael Watson de APHIS como su mentor para guiarla en este camino.


"Cree en ti misma, diversifica tus habilidades y encuentra un mentor"

Martha amplía el consejo que podría haber apreciado al comienzo de su carrera.

“Cree en ti misma, diversifica tus habilidades y encuentra un mentor. Trato de seguir estos estándares todos los días: Hacer lo mejor que pueda en cada tarea / objetivo que tengo (mi absoluto 150%); seguir estudiando y aprendiendo (solo sé lo poco que sé); socializar; y por último y probablemente el más importante, tratar a las personas con respeto, de la misma manera que me gustaría que me trataran a mí.”


Puedes encontrar más sobre Martha en:

www.linkedin.com/in/marthamalapinelson


¡Gracias Dra. Martha Malapi, por la inspiradora entrevista!


Entrevista realizada por Andrea Lugo-Torres, Co fundadora de WAgS and Jefa de Ediciones

95 visualizaciones0 comentarios